5 lecciones que nos da el campo en la empresa

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el diciembre 25, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. “Cuando estoy muy aburrida, escarbo la tierra, pongo mis manos en ella, y al momentico se me han olvidado los problemas. Es que el campo es vida, o si no mire el cañón al fondo de la montaña”.

la belleza en lo pequeñoY con esas palabras sencillas que escucho, pongo las manos en la tierra, escucho los pájaros y su variedad de cantos y veo el juego de las nubes en las montañas. De pronto pasa un arriero en su mula con leche o panela, saluda, y sigue su camino y de fondo las herraduras  y las patas del caballo, haciendo ritmo con las piedras de la carretera.

Y se siente la cascada al fondo, el agua que cae entre los verdes y queda invisible entre los árboles y de nuevo las montañas. Doña Martha dueña de las palabras con las que comencé el post, dibuja una sonrisa al ver mis manos inexpertas intentando sembrar algo, y me ofrece una taza humeante de café que sólo puede hacer ella y tantas mujeres campesinas que saben el secreto de la leña en la sazón, una taza de café puede ser una gran experiencia.

Y en una conversación sencilla mientras paso algunos días de descanso en el campo, conecto y reconecto con lecciones de simplicidad que son aplicables para el mundo de la empresa. Aquí comparto 5 ideas que nos sirven para pensar sobre el tema:

-      La calidez de una sonrisa: En el día a día y quizás con los ojos en la pantalla de un Smartphone, se nos olvida la importancia de brindar nuestra alegría a otras personas. Cuando sonreímos o nos sonríen con sinceridad, encontramos la calidez de un momento que nos inspira para encarar los retos cotidianos. Practicarlo cada día puede mejorar considerablemente nuestra actitud y la de los demás frente a lo que hacemos.

-      La grandeza de cada momento en un paisaje: A veces creemos que todo es igual, repetido. La misma sala de reunión, las mismas personas, los mismos objetos dispuestos para el trabajo. Sin embargo en el campo, sí que se puede observar la belleza de cada momento y sus matices, el paisaje  cada segundo cambia, un nuevo  canto de un pájaro, una  nueva forma dibujada por las nubes en contraste con las montañas, diferentes tonalidades del día. Esta invitación es a encontrar la grandeza y el milagro de cada momento para no rutinizarnos ni convertirnos en autómatas “sin sentimientos”.

-      La tierra, conectando con el origen: Sentir la tierra entre las manos significa entender la fertilidad posible, aquello que nace de lo más profundo, y la invitación es a conectar lo que hacemos con aquello que en nuestras fibras más íntimas nos llena, nos apasiona, nos mueve. El motor de las cosas bien hechas, es estar convencidos de su valor para nosotros.

La magia de cada momento

La magia de cada momento

-      La elaboración exquisita de la práctica: Como doña Martha y otras mujeres campesinas auténticas y conocedoras del campo y de la gastronomía típica, saben que algo tan simple en apariencia como hacer  un café, requiere de elaboración, de tiempo, de práctica para que pueda quedar exquisito. Por tanto, no se nos debe olvidar que los grandes proyectos laborales y personales, requieren de la elaboración exquisita de la práctica, no sólo de apagar incendios de cualquier modo.

 -      El profundo significado y recompensa de sembrar: Sembrar tiene que ver con el entendimiento profundo de la paciencia. Si queremos obtener excelentes resultados, debemos sembrar y saber que lo que hagamos bien, tendrá cosecha y frutos para disfrutar en su momento, aunque haya que esperar.

Desde éstas cinco lecciones que nos da los ritmos  del campo, nos queda resignificar y adaptar la sabiduría simple a nuestras rutinas cotidianas que pueden ser repetición o asombro. Tecnología es una pala, una regadera, un azadón como también lo puede ser el la plataforma de intranet, las redes sociales, o las apps que tengamos a disposición. Se trata de conocer el “terreno” y abonarlo para que los frutos “por naturaleza  broten”.

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre 5 lecciones que nos da el campo en la empresa. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario