APRENDIENDO DE: Francisco Torreblanca

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el abril 04, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. Aprendiendo de… Es el nombre de esta sección que hoy nace y en la cual publicaré todos los viernes aquellos aciertos, rutas, esperanzas que he encontrado en personas o en situaciones. Agradezco a la vida por tener un tema infinito para esta sección, porque incluso las malas experiencias me han generado aprendizajes.

Hoy por conexiones y emocionalidades recientes, quiero hablar de Francisco Torreblanca, una persona excepcional, gran amigo,  que proyecta confianza, autenticidad y humanidad.

Con mi amigo Francisco Torreblanca sellando nuevos proyectos con la convicción que #algopasara

Con mi amigo Francisco Torreblanca sellando nuevos proyectos con la convicción que #algopasara

Aunque son muchos más los aprendizajes que he tenido de él, me arriesgo a enumerar sólo 3 de ellos, que trato de convertir en ideas universales que también pueden conectarse en situaciones muy humanas, para las personas que leen este post. La idea es esa, conectar la particularidad o la vivencia, para temas que nos son comunes.

Así resumo la energía, la alegría y las ganas de construir con Francisco Torreblanca, un ser humano inmenso que sabe ser coherente en el decir y en el hacer; y que no le tiene miedo a mostrar con autenticidad su emocionalidad y su ser.

 1. No se trata de parecer, sino de ser: Si algo me enferma el alma, es ver personas que pierden su esencia por aparentar ser, quienes no son. Y estos bichos sí que pululan. Se engañan a sí mismos, y en ellos nunca depositaría mi confianza ni emprendería proyecto alguno. Francisco es la antítesis te esos personajes. Con espontaneidad dice lo que piensa y permite que las emociones lleguen a su ser. Cuando estuve en Imagine CC hablando con Ricardo Bellino en Barcelona, un empresario a quien admiro y escribió el libro “Tienes 3 minutos: Mis aventuras con Donald Tump” sobre pitchs empresariales y la experiencia de cómo convenció a Donald Trump para realizar un ambicioso proyecto en Brasil; la situación era bien complicada. Ricardo era muy joven, no sabía casi inglés, no tenía dinero y muy poca experiencia, sin embargo, logró convencer al empresario. Cuando hablamos en una de varias conversaciones muy inspiradoras; me dijo que Donald Trump había confiado en él no por los argumentos que le dio, sino por la confianza, la autenticidad y la esencia de su ser. Cuando decimos algo de lo que no estamos convencidos y “parecemos ser otros”; los gestos y la manera de comunicarnos dirán la verdad. Por eso admiro tanto a quienes se dedican a SER. Contra la enfermedad del alma, el alivio de saber que existen personas auténticas y transparentes como Francisco quienes nos regalan diariamente su esencia.

2. Incluir, leer códigos comunicativos: A veces “sacamos” literalmente a otras personas de nuestras conversaciones. Creemos que cuando estamos con dos o tres pares y hay un tercero que no es afín a nuestra disciplina no vale nada; ¡vaya mezcla de egos! Cuando leemos códigos comunicativos, incluimos, adaptamos y encontramos la manera de integrar. Esto lo hace de manera excepcional Francisco, hable con quien hable, lo incluye en la conversación, así sus pares estén hablando de las importantísimas palabras e ironías que “cambiarán el curso de las cosas en un instante”. 

3. Humildad, pasar del ego al hago: Una sonrisa sincera, la sencillez de encontrar lo bello en lo simple. Minimalismo al máximo, no hay nada que aparentar. “No soy experto, soy aprendiz”. Aunque sabe un montón de neuromarketing  y comportamiento del consumidor se autodenomina como aprendiz y hace más de lo que dice, actúa y por eso su hashtag que tanto me emociona: #algopasara

Durante Actitudes 2.0 Valladolid con mi amigo Francisco Torreblanca

Durante Actitudes 2.0 Valladolid con mi amigo Francisco Torreblanca

Serían muchas más las cualidades y efectos de sus acciones que me han llegado como ser humano y como profesional, pero dejo sólo esas tres para que lo sigan descubriendo en su sitio web o en su cuenta de Twitter, o quizás en la presencialidad.

Gracias amigo por ser y por estar; por soñar y construir. Hoy quería dedicarte este post con el que inauguro la sección que publicaré todos los viernes: “Aprendiendo de”…

¡Un abrazo infinito!

 

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre APRENDIENDO DE: Francisco Torreblanca. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario