Dos historias personales en las que el NO fue terreno fértil para emprender.

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el abril 05, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. Emprender no es una tarea fácil, y cuando tenemos un nuevo proyecto en el que creemos en nuestras mentes, rendirnos no es una opción. Es fácil no rendirse a la primera, a la segunda. A la tercera y a la cuarta, ya tenemos ganas de tirar la toalla; y a la quinta vez que lo intentamos dejamos morir el proyecto. Es humano, demasiado humano actuar de ese modo porque no resulta sensato darnos contra la pared una y otra vez.

Redes que contagian emprendimiento. Con mis amigos y colegas Dreamers durante Imagine cc Posdigital

Redes que contagian emprendimiento. Con mis amigos y colegas Dreamers durante Imagine cc Posdigital

Sin embargo, como sujeto de experiencias, porque me gusta ponerle rostro a las historias que me han ocurrido y que ni mucho menos son perfectas, únicas, o mejores que otras, pero quizás puedan ayudar de inspiración a otras personas, por eso las comparto. De ese modo quiero contarles que antes de ir a Imagine CC posdigital un gran proyecto profesional y humano que tenía, sí que tuve que aplicar lo de persistir. Y así, cuando miro en retrospectiva; son muchos más los NO que he recibido que los SI. Pero ahí estamos, persistiendo, tejiendo redes y haciendo que las cosas sucedan. Hoy les resumiré dos historias personales en las cuales el NO fue SI, y espero sirva de algo en sus vidas o proyectos, o al menos para conectarlo con vivencias similares. Como les dije mi primera historia será ¿Cómo participé de Imagine CC Posdigital y la otra cómo nació el Seminario Iberoamericano Actitudes 2.0. Considero que el No es la semilla, y el sí es el fruto. Pero muchas veces el fruto está podrido y da un cambio repentino al no, sin semilla, que es peor. Pero de ese no, hablaré en otra ocasión, porque fue un evento reciente que me enseñó que eso de que un directivo diga:  ¡Estamos 100 % firmes! valía para otra época, pero queda poco de la palabra, y la seriedad en las relaciones de algunas institucionalidades, que dejan que sus consejeros decidan, y asesinen propuestas sin conocerlas y sin probarlas.

Aquí van resumidas las dos historias:

 1.   Imagine CC España Posdigital “22 NO” en Medellín: Hice un pacto con mi amigo y colega Alejandro Formanchuk. Después de ser seleccionados para participar de Imagine CC con 10 personas más de Iberoamérica para una experiencia empresarial de creatividad e innovación. En un tono muy argentino que se fue colombianizando en las acciones, Alejandro y yo dijimos: “Sí o sí vamos”. Pasaban y posaban los meses, él enviaba la propuesta a empresas y por todos los frentes visitábamos y contábamos de qué iba el asunto pero al menos yo les resumiré mis 22 NO. Lo intenté en la ciudad de Medellín. Fui a 22 empresas importantes, necesitábamos un proyecto en el cual trabajar para diseñar un prototipo durante Imagine CC y por supuesto la financiación para lograrlo. 21 personas-directivos me dijeron sí que luego fueron no. Es decir, les gustó la propuesta, pero luego se apagaban las conversaciones y había cualquier excusa para no hacerlo. Hubo una amiga y colega Johana Jaramillo, quien con la sinceridad del caso me dijo: “Luis, aquí ese proyecto no te lo van a comprar, yo por tratarse de un prototipo, no tendría cómo justificarlo”. Es un valioso y sincero no, porque me permitió ver otras rutas. Y a un mes de la realización de Imagine CC, sin proyecto y sin visa por lo menos para los colombianos; me contrataron para dar una charla en Yopal, allí conocí a Constanza Engativá, presenté el proyecto y lo hicimos. Con La Alcaldía de Yopal y La Fundación Amanecer, realizamos el proyecto, en el que finalmente también participó Alejandro y un Si fue un SI. Nació luego de la experiencia Wikicity Yopal. El mercado es el país, el mercado es el mundo; y si no funciona en un lugar, podemos proponerlo en otro, así nos digan no en 22 o en 50 lugares. Luego contaré cómo el SI nació de un acto de generosidad y de sentido común.

2. Actitudes 2.0: También nació del no. Hoy hemos tenido versiones en diferentes formatos, y se trata en esencia de un espacio para potenciar lo mejor de las personas desde el trabajo colaborativo y las herramientas de la mal o bien llamada Web 2.0. España, Argentina, varias ciudades colombianas, Bolivia con estudiantes de maestría, entre otros, han sido los destinos a los que hemos llegado. Esto no hubiera sucedido si no hubiéramos cambiado el NO facilista e institucional que nos dieron hace 4 años. Y el episodio es sencillo. Trabajaba de tiempo completo como docente universitario, llevaba un año planeando un evento de comunicación digital. Llegó un nuevo directivo de cuyo nombre no quiero acordarme; y en cuestión de días, deshizo el camino recorrido y convenció a otros directivos para que la universidad no realizara el evento. Estábamos a 2 semanas de hacerlo y ya teníamos el compromiso con los ponentes, participantes y demás personas ligadas al evento. Yo miré a los ojos a los directivos y les dije que si no lo hacían ellos, lo haríamos nosotros. Y con nosotros me refería a mí y a una red externa con la que sabía, podíamos contar. Por supuesto me miraron como queriendo decir: “Bueno profe, que le pase su momento de demencia, vaya a dar su clase y durante el fin de semana se le pasará”. Pues no pasó. Y justo durante el fin de semana, cambiamos el enfoque, modificamos los “ingredientes” y con los mismos ponentes hicimos una propuesta metodológica de la que nació nuestra esencia y que resumimos con el lema: ¡Hablamos de redes y las tejemos! Y fue una respuesta ante las actuaciones paquidérmicas de algunas institucionalidades. En 2 semanas lo hicimos, e incluso luego la universidad se unió y participó del evento. Fue un evento iniciador en Medellín en el año 2011; y desde ese momento, lo hemos convertido en una red maravillosa e itinerante, haciendo que suceda. Para este año tendremos de nuevo versiones en España, en Argentina y en Colombia y con apertura para hacerlo en Ecuador.

Ser iniciadores, el salto de la perseverancia.

Ser iniciadores, el salto de la perseverancia.

Por supuesto aunque ya había emprendido antes  de trabajar como docente de tiempo completo y lo de la universidad fueron 2 años en los que aprendí pero me paralicé por las rutinas de los formatos y la zona de confort, volví a la esencia, a lo que me hace vibrar que es emprender. Siempre emprender, será hacerlo con otros. Aunque me gusta hablar en primera persona para contar mi vivencia; siempre el NOSOTROS está primero, porque es lo que ha permitido tejer redes, conectar y concretar.

Quería contarles esto de manera resumida, para decirles que como bien decía mi abuelo hace ya varios años: “Mijito, el No está garantizado, uno debe trabajar por el sí”. Y con esa sabiduría que permanece intacta a pesar de todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance les digo con mis recorridos pocos o muchos, malos o buenos, por lo menos en estos dos casos el NO fue terreno fértil para emprender. No desistan. ¡Se puede!

¡SI ES IMPOSIBLE, MANOS A LA OBRA!

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Dos historias personales en las que el NO fue terreno fértil para emprender.. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario