El cambio en la empesa

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el mayo 25, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. En las grandes organizaciones existe un departamento encargado de la bien o mal llamada gestión del cambio. ¿Y para qué? Dirán algunos. Muy simple, para ayudar en el proceso de adaptación hacia nuevos procesos que bien pueden ser, herramientas de trabajo, metodologías, nuevos modelos de negocio y muchas otras variables más.

El miedo al cambio, la caverna que nos protege

El miedo al cambio, la caverna que nos protege

Tememos al cambio, porque nos sentimos cómodos en la Zona de Confort, en ese espacio en el que dejamos que las inercias se hagan cargo. El cambio en las organizaciones tiene múltiples miradas; pero realizar un acompañamiento en este sentido tiene que ver con:

El cambio que se impone por los directivos de la organización pero que sólo ellos entienden.

El cambio que creen los directivos se está haciendo, pero ni ellos lo comprenden. Ejemplo: “Debemos capacitar a nuestros empleados en TIC”. ¿Y eso qué quiere decir? ¿formar en herramientas? ¿Aplicar metodologías colaborativas? Este videíto sí que nos lo recuerda. Generalmente se tienen visiones instrumentales y se cree que el dispositivo en sí mismo resolverá problemas de la cultura organizacional.

El cambio que se acepta, que se entiende, pero que necesita socializarse es otra manera de abordar esta situación en la empresa.

El cambio del afuera, que se convierte en el enemigo de las endogamias conformistas en la empresa.

En una reunión la semana pasada, con una colega y amiga tejedora de redes, Martha Isabel Parra, estábamos hablando de la gestión del cambio. Se hacen perfectas agendas para el mismo, pero pensando por el otro, por las posibles reacciones de quienes “recibirán el cambio”,  sin permitir que quien sea protagonista, lo adopte, se equivoque o acierte en él.

La película The Croods de manera simple, tal como nos lo compartió Martha Isabel, sí que nos ayuda a entender el temor al cambio. Una familia pehistórica, que sólo conoce la vida dentro de su caverna.

Aquí algunas frases de la película en cuanto a la resistencia a las nuevas ideas, a la transformación:

“Crujiente (historia del osito que cuenta el padre a su familia) tenía un gran problema, estaba lleno de curiosidad”.

“Un día vio algo nuevo y murió”

“Lo entiendo papá, nunca voy a hacer algo nuevo o diferente”

Nunca abandonar la caverna

“El miedo nos mantiene vivos, nunca dejes de temer”

“Nadie dijo que la supervivencia era divertida”.

“El miedo es bueno, los cambios son malos”.

Aquí un párrafo de aporte de la colega y amiga Martha Isabel Parra:

“Las personas y su actitud son el factor determinante para lograr una adaptación al cambio , cuando un proceso de cambio se acompaña, se dirige y se hace no a pesar de las personas sino con ellas se puede lograr mitigar los temores naturales que conlleva un cambio, no es fácil , tampoco implica una receta mágica, sin embargo sabemos que después de afrontar un cambio el crecimiento personal y los aprendizaje se convierten en la mejor recompensa, así como nos lo recuerda la famosa frase de Benazir Bhutto” “El barco se siente seguro en el puerto, pero los barcos no se han construido para eso.”

La decisión de cambio sólo ocurre en cada uno de nosotros. Las adopciones culturales, los hábitos, son los que más tardan en adoptarse. Por eso es posible sensibilizar, comprender, acompañar, pero no imponer desde un área específica el cambio con el recetario A, B, C. Cambiamos explorando, haciendo, equivocándonos.

¿QUÉ PODRÍA HACER UNA EMPRESA EN SUS DEPARTAMENTO DE GESTIÓN DEL CAMBIO? (Comenta más abajo).

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre El cambio en la empesa. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario