El conocimiento no es un témpano de hielo

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el julio 20, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López.  “La ignorancia se mide por lo engreído y lo autosuficiente que eres”. Una idea que me impactó mientras veía ésta conferencia sobre Educación de Ángel Gabilondo, puesto que normalmente creemos que quien más sabe, es aquel que más habilidades tiene, quien más citas dice, pero con frecuencia se nos olvida la generosidad  que tiene que ver con compartir el conocimiento, con darnos a los otros y crear las condiciones para construir juntos.

El conocimiento, los ojos plurales que dan ruta en la oscuridad. Tomado de http://nuestroladoizquierdo.blogspot.com/

El conocimiento, los ojos plurales que dan ruta en la oscuridad. Tomado de http://nuestroladoizquierdo.blogspot.com/

Quienes más se dicen expertos, están colmados de miedo por la inseguridad de lo que son, de lo que proyectan y de lo que realmente saben. He asistido a bastantes congresos sobre educación, TIC, mercadeo, comunicación, entre otros. Y es seguro, quienes más claridad tienen, lo dicen claro. Quienes menos saben lo combinan con el eufemismo de términos especializados y no se dan a las personas ni les importa lo que hacen o lo que quieren, y sólo se bastan a sí mismos. Aquellos que figuran como estrellas y no se dan cuenta que el conocimiento es una noche despejada con la combinación de luces y que no se hace en solitario, y que la obra es infinita con las conexiones posibles en las miradas, se olvidan fácilmente, posan y pasan.

El liderazgo no es ponerse al frente, es ponerse al lado:

Así mismo, ser líder no es decir simplemente lo que se debe hacer, cómo se debe hacer y por qué se debe hacer. El líder es un inspirador que se pone al lado del otro, que no se dice a sí mismo como líder, sino que los demás lo reconocen como tal.

Pero finalmente el liderazgo es un ejercicio de CLARIDAD. Y la claridad se logra con la comunicación que vincula,  que no se construye de egos y de verdades absolutas, y de exclusiones, sino de caminos que siempre abren nuevas puertas y formas de ser y de hacer; El líder se conecta con las sensibilidades, y las alegrías, que contagia y que pluraliza las voces integrándolas para generar obras que mejoran la vida y cambian la vida. Lo pequeño en nuestras acciones es quizás lo más potente para cambiar hacia lo grande.

Por eso destaco estas etiquetas para nuestras relaciones en la academia y en la empresa:

-      Compartir
-      Ser claros
-      Hacer simple lo complejo
-      El conocimiento no está terminado, fluye, es como un río
-      La sabiduría es humildad y generosidad
-      Confiar en el otro y en nosotros mismos sin autosuficiencia

De arrogantes y autosuficientes estamos colmados. “Esperar poco de los demás es el gran fracaso educativo y empresarial”, puesto que las inercias de la falta de fe en lo que hacemos, es lo que promueve la mediocridad y la pasividad en los roles que ocupamos en nuestra vida profesional y académica.

Sin afectos, no hay conceptos, así pretendamos en cada acto, convertir en un témpano de hielo el conocimiento.

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre El conocimiento no es un témpano de hielo. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario