Enemigos y “exóticos conocidos” de las empresas

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el mayo 16, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. Por mucho que una empresa sepa, afuera habrá mayor conocimiento. Es el gran dilema. Con sorpresa, encuentro en diferentes experiencias con directivos de organizaciones el gran temor porque el “afuera” llegue a formar el “caos” en el adentro. Y resulta que cuando a veces llegan retazos de lo que ocurre “tras el cristal”, la empresa tradicional queda maravillada, le encanta, pero, generalmente es sólo un efímero momento de emocionalidad, que luego no sigue siendo parte de la cultura organizacional.

La empresa aprende del afuera y del adentro

La empresa aprende del afuera y del adentro

Una empresa puede estar cerrada al exterior o abierta al mundo, ahogarse o transformarse. Y aunque suena tan obvio, y el camino se ve tan claro, cuestión de tomar una decisión y vivirla, haciéndola parte, nos perdemos en el camino de su incorporación.

Aquí presento algunas excusas que he escuchado a directivos sobre el por qué al temor de lanzarse a escuchar y adoptar acciones del “afuera”:

1. Nuestro discurso no puede ser tan coloquial: Este es uno de los principales argumentos, puesto que no se genera confianza falsa o cierta creencia, porque se habla como lo hacemos naturalmente. Pareciera que da mayor legitimidad a un discurso mientras más anacrónico, y acartonado suene. Como consumidores ¿A qué le creemos? No necesitamos una gran encuesta, basta con que nos lo respondamos mientras lo leemos.

2. Debemos controlar lo que pasa en nuestras redes internas: Control, cerrado, peligroso. Y por el otro lado el manual hablando de creatividad e innovación. ¿A qué se le puede llamar innovación abierta en las empresas si cada nuevo intento por cambiar algún proceso es condicionado, vetado o limitado?

3. Se generan ruidos, es desorganizando: Cuando se busca la apertura de preguntarle al mundo algo, e incorporar pluralidad de visiones para una solución, esto se entiende como desorden, caos, porque precisamente es ruido y desorden todo lo que sea distinto.

4. La seguridad es lo más importante: Ante la idea de utilizar programas de código abierto, o herramientas gratuitas de la web 2.0, la seguridad es el gran argumento. Cuando somos más transparentes, mayor credibilidad generamos, la seguridad es una gran ilusión, pero lo mismo da, vulnerar una plataforma abierta que una cerrada, incluso la abierta, como tiene más cerebros pensantes, más estables y protegidas están. Además debemos saber de qué seguridad estamos hablando. ¿No es acaso la investigación de mercados una gran necesidad de las empresas? Encerrados y condicionados nunca las personas nos responderán lo que quieren o no quieren.

En este variopinto panorama que no está enfocado a una sola área de la empresa o procesos particulares, lo que quiero mencionar, es algo tan sencillo como aprender de lo “wiki” y de lo “crowd”; de la red y su funcionamiento distribuido, del ecosistema participativo que tanto tiene para aportar en temas de innovación, gestión del conocimiento y trabajo colaborativo. Puesto que si dejamos lo de afuera, como un enemigo, o un exótico conocido; nos estamos perdiendo de la oportunidad de acciones reales para un cambio en la empresa, puesto que normalmente se queda en definiciones, en eufemismos de manual, porque se quedan todos diciendo lo que corresponde en el libreto.

No digo que todas las Startups lo estén haciendo bien, pero sí que llegaron con una lógica distinta para enfrentar mercados cambiantes, y vendría bien a las empresas tradicionales aprender de estos modelos y repensarse.

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Enemigos y “exóticos conocidos” de las empresas. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario