Eneros que prometen: wikicrítica para crear

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos, Empresarial

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el enero 15, 2013 con No hay comentarios

 Por Luis David Tobón López. Empieza un nuevo año académico, empresarial, con muchos sueños y quizás pocas acciones, o las mismas de los anteriores nuevos años. Ni mucho menos quiero criticar la esperanza que suelen dar los “recomienzos”, pero sí intento con este post reflexionar un poco sobre las promesas que normalmente se quedan en palabras y suelen proliferar en los eneros de todos los años.

En Cadaqués durante Imagine cc Posdigital

En Cadaqués durante Imagine cc Posdigital

Las palabras son hermosas, tienen un gran poder y nos pueden hacer reír o llorar; sin embargo a veces abusamos de decir cosas que no van acompañados por los hechos. Por tanto cuando comienza un año la mayoría de personas dicen: “Esta vez comenzaré una rutina deportiva, es el momento de realizar una nueva metodología de trabajo en clases, innovaremos en la empresa en todos sus procesos”; y así desde lo más personal hasta ámbitos educativos, políticos y empresariales, la historia se repite con rostros y cuerpos que simplemente cambiaron los accesorios.

La invitación en este “nuevo año”, es que no sea el espejo del viejo, sino que nos permita actuar sobre los universos de cambio y los pasos que podemos dar para mejorar.

Si algo escucho de manera repetida cada vez que doy una capacitación en una institución educativa o en una empresa es la convicción de mi interlocutor en que están innovando en sus procesos corporativos, que son creativos en sus metodologías y otras hermosas promesas que también son maravillosas palabras. No le resto importancia a esto, por lo menos tenemos la intención de cambiar, pero la frase mil veces conocida: “Del dicho al hecho hay mucho trecho”, quizás nos llegue en diferentes conjugaciones para demostrar en la práctica que aquello que suena como sinfonía en nuestro pensamiento, es sólo el ritmo de un eufemismo que nos creímos.

Esta es una “Wikicrítica”, puesto que no son sólo “ellos”, quienes no mejoran, sino que existe un gran nosotros que se resiste al cambio en ámbitos académicos y corporativos.

Cambio, creatividad e innovación

El cambio no se dice, se hace y si pretendemos tener todas las soluciones en el mágico manual que siempre nos tiene las repetidas respuestas; nos olvidamos de qué se trata cambiar, que es muy parecido a crear. La innovación es la hija de la creatividad. Imaginamos algo original con valor, y luego lo ponemos en marcha.

No puedo dejar pasar esta genial frase acerca de la innovación: En las auténticas innovaciones los resultados son una sorpresa, no una predicción. Elliot Eisner.

De este modo encontramos que la creatividad si la dejamos pasar y posar frente a nosotros “es posible en todas las disciplinas” y por tanto cada idea puede ser reinventada y aplicada según la forma que queramos darle. Somos escultores de nuestras posibilidades creativas.

Lo que parece una utopía bien puede ser una salida viable para enriquecer nuestros sistemas educativos; las herramientas en sí mismas no son la solución, pero el ecosistema digital sí que nos permite empoderar a nuestros estudiantes y empleados para que aporten en los escenarios de trabajo y estudio.  

Aprendiendo y desaprendiendo en Imaginecc

Aprendiendo y desaprendiendo en Imaginecc

No se nos debe olvidar que “Todas las tecnologías son neutrales, lo que importa es quien las  utiliza y qué uso les da”. Sin embargo como reitero en las charlas y capacitaciones que tanto me apasiona ofrecer; los cambios culturales son lentos y a veces creemos que pasando a nuestro sistema de gestión de contenidos todos los procesos como copia metodológica, nos quedamos repitiendo, creyendo que hacemos distinto. Si Moodle por ejemplo sigue siendo la cuadrícula de un currículo como plataforma pocas posibilidades distintas tiene a las de la clase presencial. Por eso en un nuevo año no sólo se repite haciendo lo mismo, sino que cambiamos las herramientas, pero continuamos con las mismas metodologías.

“Una característica interesante del cambio cultural es que durante cierto tiempo se tiende a utilizar las nuevas tecnologías para seguir haciendo lo mismo”. Por eso la invitación es a reinventarnos encontrando nuevos horizontes, transitándolos y equivocándonos.

Cierro este post de saludo de año nuevo invitando a la creatividad y a la innovación, pero de lleno, no como “retazos” propios de un departamento en la empresa, sino como transversalidad y movimiento en la empresa y en La Universidad.

Y que no se nos olvide que el error siempre nos lleva por la ruta de las serendipias, aquí Einstein: “Quien nunca haya cometido un error es porque nunca ha intentado nada nuevo”. 

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Eneros que prometen: wikicrítica para crear. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario