¿Enfocarse en las actividades y no en las herramientas?

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el marzo 02, 2015 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. Enfocarse en las actividades y no en las herramientas, parecería ser el axioma de los ejercicios de apropiación significativa de las TIC en ámbitos educativos y corporativos. Sin embargo, cuando se realizan diagnósticos en las instituciones e interacciones con sus directivos; las herramientas en sí, con sus manejos básicos y al menos la referencia de su existencia, todavía está en la “cartelera” de los cursos prioritarios de formación.

Los tediosos caminos de la repetición que mata la creatividad y la fantasía

Los tediosos caminos de la repetición que matan la creatividad y la fantasía

Aunque es sabido que las personas son las protagonistas en las herramientas que hoy tenemos a nuestro alcance; lo vemos tan obvio, tan cercano y a veces tan simple, que sencillamente queremos complicarnos la vida eligiendo el camino difícil. Aquel que encasilla, castiga, aburre y estandariza los usos de las herramientas.

Estamos lejos, por lo menos en América Latina, de asumir las tecnologías como elementos “invisibles”, tal como lo han planteado Cristóbal Cobo y John Moravec en su libro Aprendizaje Invisible. El protagonismo hoy lo tienen las plataformas pagas, las herramientas con su aparente “magia” y “poder curativo”, y se cree más en el dispositivo, que en el poder de la interacción entre las personas y el intercambio de aprendizajes.

Le seguimos creyendo a “la sía” (piedras mágicas), a las cañuelas o a los tambores del chamanismo, al espejo que nos asombra. Sin darnos cuenta que son los liderazgos, las personas en su construcción y los rituales, actividades articuladoras, las que permiten la evolución y mejora, en entornos empresariales y académicos.

Enfocarse en las actividades y no en las herramientas es un descubrimiento alrededor del ecosistema digital de un mundo conectado en red, que todavía no se entiende, y seguimos con la tecnofascinación, sin entender en realidad quién es el protagonista, o los protagonistas de las posibilidades que hoy tenemos.

Invisibilizar las tecnologías es un planteamiento que se podrá entender con suerte dentro de unos 100 años, mientras tanto seguiremos deslumbrados con “los espejitos de la época”, a los cuales les atribuimos los milagros en la educación y en el mundo empresarial.

Así es que en este post no recomendaré como habitualmente hago, las interacciones entre las personas, ni diré que combinando ideas, edades y roles se llega a la serendipia; sólo tendré que asegurar, que las tecnologías en nuestros contextos son extremadamente visibles, que lo que importa es saber encender o configurar un video beam o cañón, y utilizar el menú de acceso para cualquier software o red social.

No logran entenderlo las empresas, no logran entenderlo las instituciones educativas, hoy el axioma vigente es: “Enfocarse en las herramientas y no en las actividades”. Para algunos será frustración, para otros la necesaria dosis de realidad que nos conecta con el mundo de lo estándar y lo repetido.

Lo sensacional, lo disruptivo, lo arriesgado, lo innovador; son la fantasía olvidada. Volvamos a lo normal, volvamos a lo habitual, sigamos en las zonas de confort y que nada de lo que hagamos nos dé miedo. ¿Será eso lo que la empresa y academia quieren seguir escuchando por los siglos de los siglos?

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre ¿Enfocarse en las actividades y no en las herramientas?. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario