Hablar con amigos-maestros, es como devorar 365 libros en unos pocos días

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el julio 11, 2012 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. Los meses de mayo y junio fueron intensos, productivos, pero en especial tuvieron el sello plural de los aprendizajes creativos. Primero con Actitudes 2.0 y la presencia de Xavi Verdaguer y Hugo Pardo Kuklinski; y luego con la charla de lanzamiento de nuestro segundo E-book y recorridos por medios e instituciones con Alejandro Formanchuk.

Con Hugo y Alejandro en Medellín aprendiendo y desaprendiendo

Con Hugo y Alejandro en Medellín aprendiendo y desaprendiendo

Como suelo decir: Cuando leemos, conversamos, pero conectar nuestro pensamiento con personas que leen , y tienen experiencias exitosas en el tema que nos apasiona; es como “devorar” 365 libros en pocos días, porque la conversación viva alimenta las asociaciones y la alegría de construir horizontes posibles con proyectos cuya etiqueta certera es la acción.

Además de los múltiples formatos de recomendación a manera de videos, podcasts, sitios web, libros entre otras, quedan de los encuentros; las sonrisas, las gestualidades y las conexiones del día a día.

Con Alejandro Formanchuk y Hugo Pardo, tuve la fortuna de compartir experiencias de amistad y colegaje que dan ruta para que los sueños sean posibles. Si algo me quedó claro, en nuestro intercambio de pensamientos y proyecciones y quiero compartirlo en este post es:

-      En los contextos de América Latina hay mucho talento, debemos creer en lo que hacemos. y somos los primeros en convencernos, puesto que si no estamos seguros de lo que proyectamos y podemos hacer, otro no podrá creer en lo que decimos que somos.

-      La disciplina de producir. A veces nos quedamos sólo en lo que pensamos, pero si no lo compartimos, otras personas o empresas no conocen nuestras ideas.

-      No hay que perder tiempo hablando de los demás. (en un mal sentido) criticando, o comparando, se crece cuando se construye de manera positiva.

-      Se debe trabajar de manera inteligente y no abrumadora. la mayoría de personas trabajan mucho, pero no se ven los resultados porque no lo hacen de manera creativa, apasionada y estratégica. Apostarle a los sueños es construir cada día con acciones concretas para alcanzarlos.

-      El concepto de lo gratis en la economía del siglo XXI es ruta para emprender y aprender.

-      La autenticidad de las personas está en que se muestren cómo son, sin apariencias engañosas. La transparencia, la generosidad y la creatividad dan visibilidad y prestigio.

-      La verdadera amistad se consigue en el respeto, la ayuda desinteresada y la autenticidad.

-      Respetar es dejar hacer, dejar ser, y construir de manera conjunta aunque haya diferencias.

Y una gran lección aprendida es que la mejor manera de crecer juntos es conectar ideas y no desperdiciar el tiempo en reivindicaciones de los egos. La emocionalidad es tan o más importante que la razón, porque se conectan los sentimientos y precisamente son ellos los que permiten trazar rutas convergentes en las proyecciones.

Normalmente, si nos ponemos la mano en el corazón (como se dice coloquialmente), muchas veces sentimientos de envidia, competencia desleal, y egos, son nuestras maneras de crecer profesionalmente, lo que ignoramos, es que es justo con las acciones contrarias, cuando realmente crecemos y avanzamos. Cooperando, siendo leales, y dejando atrás los egos, permitimos que esa buena energía se contagie, fluya y se transforme en proyectos creativos.

La amistad y el colegaje con Alejandro Formanchuk y Hugo Pardo, nos ha permitido mirar hacia el mismo lado en proyectos colaborativos como: Miradas 360, Los 360 grados del 2.0, Imagine cc, Campus Móvil, Actitudes 2.0; y el pensamiento que se concreta en charlas, asesorías y demás oportunidades laborales que tienen el sello de la diversión, porque nos apasiona lo que hacemos.

“Si el trabajo, significa desidia, no trabajas, resistes y te cansas fácilmente”.

“Si el trabajo significa pasión, trabajar no te cansará fácilmente y tendrás alegría”.

Unos días que se parecen a las semanas, fueron lecturas y aprendizajes incuantificables, el símbolo de los 365 libros, es tan sólo una manera de nombrar el “sabor del saber”.

El verdadero saber es experiencia, risas, lúdica, brindis, paisajes y palabras que vienen del corazón.

Aunque la conversación siempre continúa con los proyectos que nos unen, la presencialidad siempre ratifica la amistad y el colegaje.

 

¡Gracias Alejandro y Hugo, feliz de crear y creer conjuntamente!

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Hablar con amigos-maestros, es como devorar 365 libros en unos pocos días. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario