Hackear con emocionalidad y experiencias

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el julio 06, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López.  Las experiencias, y las emociones, en el balance de nuestra vida, son las que finalmente cuentan. No quiero ser catastrófico con este punto de vista y decir que otras cosas no cuentan, hablo de la intensidad auténtica. Pero si hiciéramos el ejercicio de revisar nuestras conversaciones y decir cuándo nos hemos sentido mejor; seguramente un recuerdo de una emoción, o una experiencia a manera de historia, sería lo que nos haría sonreír o llorar en dicho caso hipotético. Ahora le pueden poner el eufemismo de un nombre como Storytelling y sonará bastante profesional y adecuado.

Hackear las estrategias de social media con el sello de la autenticidad y la mediación, enfocarlas como lo que son, espacios de interacción y experiencias

Hackear las estrategias de social media con el sello de la autenticidad y la mediación, enfocarlas como lo que son, espacios de interacción y experiencias

No creo que recordemos algo como: “Me emocioné, porque hice lo mismo  que todos los días, seguí el informe al pie de la letra y estuve 12 horas sentado en una oficina”. Por supuesto, también son emociones, pero pasan y pesan, a veces nos hacen sentir inútiles porque no conectamos con lo que nos gusta, con aquello que es significativo y que conecta con nuestro ser.

Soy un crítico de los informes de Social Media que sólo miden. A un usuario no le importan los metadatos o las estadísticas de la marca de la que es consumidor. Lo que lo “marca”, son las emociones, el encuentro, el apoyo auténtico para resolver un problema o una historia por contar. Por eso insisto; una estrategia de Social Media, no es tener perfiles en todas las redes sociales existentes, sino  conectar con sentido y potenciar una comunidad. ¿Esto lo puede hacer cualquier persona? Sí y no. Pero en ningún caso, el que más herramientas de datos utilice, llegará a la esencia de la cuestión. Por lo menos desde mi subjetivo punto de vista, y mi experiencia profesional.

Esto lo puedo decir tranquilamente, y quizás me derrote la emocionalidad. Pero una bibliografía no me ha emocionado tanto como el recuerdo de una conversación o una experiencia vivida con la que aprendí, sonreí o lloré. Y así primero critiquemos artículos como éste que escribo, en el fondo, lo sabemos, y nos duele, pero no lo reconoceremos fácilmente. Cualquiera sea nuestra bondad, perversidad o ambas; tiene que ver con las emociones, y esto no es algo nuevo, ya hay bastantes libros y autores que han escrito sobre esto en profundidad durante todos los tiempos.

La invitación es simplemente a hacer de los números un motivo de emoción, pero no por las cifras a la derecha que aparezcan, sino por las experiencias y las emociones que se propician tras cada nueva interacción. Sin separar matemáticas de geografía o idiomas, sino entendiendo que son actos humanos que así no queramos, todos los días están presentes en nosotros y NUNCA se separan.

Pensemos por un segundo en nuestra visión sobre las redes: ¿Nos emociona poner lo que se debe decir en la Intranet corporativa dentro de las políticas de la organización? ¿O nos emociona llegar a la casa, ver la foto del amigo o de la amiga, quizás la infidelidad del conocido y publicar aquella foto de nuestro viaje o celebración?

Se trata precisamente de “hackear” la manera como se enfocan las estrategias del social media interno en la organización con lo bueno y lo malo, siendo más humanos, y menos autómatas de los datos que decimos nos emocionan.

“Hackear con emocionalidad y con experiencias nuestros proyectos académicos y laborales”, nos abren las rutas para ser y hacer con pasión.

“Sí señor de nombre y apellido “problema para cada solución”, esto que digo es trivial, pendejo, y lo seguiré diciendo. Y que la pase muy bien en la película de terror, el almuerzo con amigos y con su familia, el partido de fútbol o el video de porno que usted verá luego de leer este artículo. ¿No somos emociones?

¿Algún comentario sincero o disfrazado para discutir sobre este tema?

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Hackear con emocionalidad y experiencias. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario