La diferencia entre la información y la experiencia

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el agosto 17, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López.  “En busca del destino” es una de esas películas, que por supuesto nos hace recordar la impecable actuación y el talento para trasmitir emociones del gran actor recientemente fallecido Robin Williams. Pero además, nos conduce por la gran diferencia entre los datos y las experiencias. Aquello que pasa por nuestro cuerpo, lo que hacemos y experimentamos, es lo que nos llena de gozo o de dolor. Lo que leemos nos da referencias, pero simularlo es diferente a sentirlo.

Un diálogo de sabiduría y recuerdo

Un diálogo de sabiduría y recuerdo

Por supuesto aquí hay un gran debate sobre ¿Qué es lo real? Y seguramente ni 10000 posts bastarían para resolverlo. Pero la contundencia de un abrazo, la tibieza de un beso o la mirada frente a frente con olores y tactos que conectan, sí que nos da al menos la experiencia directa del sentir. A propósito del recuerdo de éste gran actor, quisiera asociarlo con éste fragmento de la película en Busca del Destino, cuyo título en inglés es Good Will Hunting. Se trata de un diálogo inspirador entre Will Hunting un joven estudiante genio que ha basado su conocimiento en la lectura de libros, y Sean Maguire; un profesor que lo confronta acerca de las experiencias vividas, más allá de los datos que a veces sólo quedan muertos.

Destaco algunas frases y luego les dejo el video; puesto que hago la analogía con aquellas personas que dicen saber algo, pero si no lo sienten, si no lo aplicaron, se queda solamente en cifras que cualquier otra persona podría tener al alcance.

Algunas frases del diálogo que refiero:

 “Lo sabes todo, pero tú no puedes decirme a qué huele la Capilla Sixtina, nunca has estado allí y no has contemplado ese hermoso techo”

“Si te pregunto por las mujeres, supongo que me darás un listado de tus favoritas, pero no podrás decirme qué se siente cuando te despiertas al lado de una mujer y te invade la felicidad”

“Si te pregunto por el amor me citarás un soneto, pero nunca has mirado a una mujer y te has sentido vulnerable, ni te has visto reflejado en sus ojos”

“No sabes lo que significa perder a alguien, porque sólo lo sabrás cuando ames a alguien más que a ti mismo”

¿Crees que sé lo penosa y dura que ha sido tú vida, cómo te sientes, quién eres, porque he leído Oliver Twist? ¿un libro basta para definirte?

Por eso, muchos podrán repetir el libreto de los temas de moda. Hablarán de Social Media, de Design Thinking o de cualquier tema que parezca “novedoso”, sin embargo, no tantos podrán decir que lo han aplicado en sus proyectos o que tienen sus propias metodologías de trabajo. La diferencia entre la información y la experiencia. Y sin lugar a dudas, los libros y cualquier formato de circulación del conocimiento son importantísimos, los destaco, y de hecho ésta recomendación, es uno de esos formatos, pero lo esencial está en lo que hagamos con eso, en su auténtica implementación que toque nuestros corazones que no sólo repitamos, sino que reinventemos y desaprendamos.

 Aquí va el fragmento del video:

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre La diferencia entre la información y la experiencia. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario