Las soluciones “inteligentes” del sin sentido

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el junio 29, 2014 con 2 comentarios

Por: Luis David Tobón López. Cuando los papeles, los manuales y las leyes le ganan a la vida, definitivamente estamos mal. Y eso de ser la especie más inteligente sí que queda en entredicho. Cuántas veces olvidamos el más común de los sentidos, y nos complicamos en una avalancha de problemas, trámites, formatos y en definitiva “cuadrículas” que limitan nuestra experiencia de ser, con alegría.

El color del sentido o el sinsentido en el que cotidianamente nos ahogamos o sobrevivimos

El color del sentido o el sinsentido en el que cotidianamente nos ahogamos o sobrevivimos

Aquí pondré tres casos que seguramente a muchos de ustedes les ha ocurrido y el libro de Carlo M. Cipolla Allegro Ma Non Troppo “Las leyes fundamentales de la estupidez humana”; si que cobra vigencia puesto que cuando revisamos las pequeñeces por las que nos complicamos y amargamos la vida, vemos que la inteligencia se diluye en el propósito de tenerla como motivo de diferenciación humana.

¡Usted está muerto! Aunque podría parecer un total absurdo, son los certificados los que matan en algunas ocasiones a las personas. Esto le ocurrió a una mujer en un municipio colombiano a quien le dijeron que no la podían atender en un centro médico, porque en los registros aparecía como si hubiera fallecido. Ella dijo: “aquí estoy” y sin embargo, los documentos fueron el dictado de la verdad. Es como si fuéramos al notario y de frente le dijéramos ¡Estoy vivo! Y simplemente nos respondiera, no ¡Aquí aparece usted muerto! La evidencia de la presencia y los latidos, se esfuma en la “registritis o formatitis aguda” que padecen nuestros sistemas de software “inteligente” con bases de datos e información ciudadana.

El sistema no funciona: Este es otro  caso clásico cuando estamos haciendo filas por horas, y de repente justo cuando llega nuestro turno para el trámite específico la famosa respuesta es: “El sistema no funciona” y más allá de ponerse en el lugar de esa otra persona, el funcionario dice: “no se puede hacer más, vuelva otro día”. Y con la facilidad del caso, nos vamos con la irritabilidad del momento, porque un tal sistema no pudo darnos una “inteligente” solución.

Aquí no hay investigación: Y en ámbitos académicos luego del manto del miedo que por ejemplo tiene para los estudiantes la presentación de su investigación de pregrado o posgrado; todo es tensión, los jurados personifican monstruosas figuras que sólo saben ver el error y precisamente juzgar cada nimio descuido de sus víctimas. Las sonrisas son mayores cuando la reprobación es la consigna. Pero además dicen joyitas como esta: “Es que en su trabajo no hay investigación”, y precisamente dicho trabajo ya se ha aplicado a personas, las ha beneficiado, y funcionan bien, pero es mejor mantenerse en el ego diciendo que no hay mérito en el trabajo todo por las cuestiones de forma, o porque la variable elegida no fue correcta. “No se puede hacer investigación sin la variable X”

Podríamos tener una infinita Wikipedia de sin sentidos humanos, pero quería destacar sólo estos tres que tienen que ver con softwares que no funcionan, academia fetichizada y bases de datos inservibles.

Cuando estas situaciones ocurren es mejor reírse de la comedia del sin sentido, puesto que sin remedio, seguirán ocurriendo, es nuestra naturaleza.

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

2 Comentarios

En este momento hay 2 Comentarios en Las soluciones “inteligentes” del sin sentido. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

  1. En la presentación de investigaciones, como indica se genera lo que es la “evaluación” que connota en si misma, un “deber ser”, un juicio de comparación y medición de algo, que sólo se basa en resultados cuantitativos, obviando la parte cualitativa, genera en las personas angustia, con cada pregunta que se hace es como un ataque a uno mismo que muchas veces no sabemos como responder y se genera un bloqueo, y si se da, una respuesta que no es lo que la otra persona quiere escuchar esta mal respondida, o si se responde de una forma que contradice y pone en falta AL GRAN OTRO, fue la sentencia de la evaluación que se refleja en una calificación de reprobación. Creo que es momento una cambio en estos procesos, ya que nadie tiene una verdad absoluta, que todo es dinámico hasta la misma palabra es dinámica.

  2. ¡Felicitaciones! Es un artículo que hace sonar todas las alarmas en un mundo que parece momificado y que camina para atrás no como el cangrejo que, por lo menos sabe hacia dónde se dirige. Pero aquí los vivos parecen muertos cuando un sistema o una voz impersonal impera. Es el resurgimiento de una nueva forma de esclavitud. Es hora de despertar…

Responder a luisrogelio