Mapas, contratos y licencias de los sueños

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el agosto 22, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. La conocida idea de Steve Jobs: “Si tú no trabajas por tus sueños, alguien te contratará para que trabajes por los suyos” es vigente, clara y al mismo tiempo tiene el sinsabor de la irrefutable certeza. Y es así de sencillo, a veces por imposición, debemos hacer de nuestros sueños en el mejor de los casos la copia de los sueños de otros.

Los sueños, razones que nos mueven para hacer lo que hacemos con fluidez o por inercias

Los sueños, razones que nos mueven para hacer lo que hacemos con fluidez o por inercias

La idea de no seguir mapas sino de crearlos, o de trabajar por nuestros sueños, viene como inspiración o frustración constante para hacer lo que nos gusta o simplemente acostumbrarnos a lo que otros quieren.Bajo ésta inspiradora y cruda idea hay 3 complementos que aquí comparto y por supuesto muchos otros más con los que podemos armar nuevos tejidos de sentido.

-      Vivir nuestros sueños contagiándolos y compartiéndolos con los de otros: De ese modo, no sería tan radical la frase, puesto que si logramos contagiar nuestras ideas, y otras personas se identifican con lo que hacemos; los sueños simplemente empiezan a conectarse para concretar proyectos inspiradores. Y con esto me refiero a que la idea no es simplemente que nos contraten para cumplir los sueños de otros, sino la dinámica que tiene que ver con que nadie contrata a nadie y simplemente los sueños se mejoran, se complementan, cambian y hay una nueva especie de sueños: Aquellos que se enriquecen con las miradas de los demás, en los que la mediación de la contratación no ocurre.

 -      La incapacidad de comenzar con los sueños así tengamos tiempo: Ocurre que tenemos nuestros sueños, pero nos damos cuenta que no todo podemos hacerlo. Y que es con otras personas como  construimos nuestras ilusiones. Hoy más que sueños individuales, nos acercamos a sueños colectivos. Por eso dependerá de nosotros la inspiración, la dedicación en tiempo, pero se trata de identificar, y valorar a todas aquellas personas que nos han ayudado a cumplir nuestros proyectos  y que a veces por el exceso de ego, simplemente invisibilizamos. Cada pequeño aporte para un sueño, hace parte del tejido que lo hace posible. Hasta el café o el agua a disposición en aquel evento que queríamos realizar.

 -      Un sueño en solitario es dormir: Y también así de crudo. Puesto que necesitamos que otras personas valoren lo que hacemos, por mucho que creamos en nuestro sueño. Y no es que tengamos que vivir de la aprobación de terceros para sentir confianza en lo que hacemos, es muy distinto, pero sí que lo que hacemos conecte con otras personas, mejore las vidas, sea útil. Los sueños en esencia son compartidos. Incluso si nos queremos ir al campo lejos de todo, tendremos que convivir con el ecosistema y sus ritmos. Encontrar la armonía y el complemento en lo que compartimos.

Se puede soñar estando contratados, es posible no estar contratados y luchar por nuestro sueño, lo cierto es que las pasiones y las ilusiones, no se miden de una sola manera, sino de las experiencias y las alegrías que nos dejan, y en ese ejercicio, lo que compartimos o lo que otros comparten con nosotros es lo que nos queda.

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Mapas, contratos y licencias de los sueños. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario