Mi carta al docente y periodista Camilo Jiménez, quien renunció por: “Los Nativos Digitales”

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos, Universidad

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el diciembre 10, 2011 con No hay comentarios

Aunque no lo conozco profesor Camilo, me llamó bastante la atención, el artículo publicado recientemente en el periódico El Tiempo bajo el título: Profesor renuncia a su cátedra porque sus alumnos no escriben bien” aunque el panorama que usted describe, tiene certezas en cuanto a los hechos desde su punto de vista; considero que precisamente lo que debemos hacer los docentes, es quitarle la V de “Versus” a la relación con nuestros estudiantes; cambiándola por la V, de “Vínculos”. Este fue el motivo de una ponencia que tuve recientemente en un Foro Educativo de la Secretaría de Educación de Rionegro Antioquia.

Lipdup con estudiantes de Comunicación y Periodismo de La Corporación Universitaria Lasallista

Lipdup con estudiantes de Comunicación y Periodismo de La Corporación Universitaria Lasallista

Soy un apasionado de lo que hago, y digo con alegría, que las clases para mí son una fiesta, encuentro de aprendizajes, de construcciones, espacio de laboratorio para realizar “ensayo error”, entre muchas otras alternativas. Entiendo que usted se encuentra en medio de la batalla de la ya conocida, repetida, y mal enfocada disputa entre “nativos e inmigrantes digitales”; que no lo es tanto, puesto que no se trata de poner como bandera los dispositivos; sino los cambios perceptuales, las maneras de ser, de actuar, de asociar.

Usted escribe con nostalgia y quizás con rabia, porque los estudiantes que menciona, y además “estigmatiza”; no se “acomodan” a los esquemas con los que usted estudió, se formó, y hacen parte de su pasado y su presente. Por supuesto, sumamente respetable su posición argumentativa; y la decisión de renunciar a su cátedra en La Universidad Javeriana.

Sin embargo, el docente desde mi punto de vista, debe integrar las miradas, potenciar los talentos de los jóvenes que son diamantes en bruto, y aprovechar las habilidades técnicas, con dispositivos y software, que tienen los llamados “nativos digitales”. Así mismo, los estudiantes, tienen gran capacidad para tejer redes, hacer trabajo colaborativo y realizar complementos con las formas tradicionales de ejercer la profesión, y los nuevos formatos en los que por experiencia puedo decir, los estudiantes son “magos”, cuando así lo quieren; y tienen motivos para serlo.

Hay millones de formas de ser creativo en el aula, de trabajar con los estudiantes desde la MotivAcción. Si usted se considera el docente único, portador de la verdad; que impone su esquema con los modos de trabajo “de siempre”; su discurso para los estudiantes, resulta anacrónico, sin vida, muy diferente a lo que hoy se mueve en ese mundo que usted critica, en el cual los estudiantes tienen 302 seguidores en Twitter y 643 amigos en Facebook.

Le digo que yo por el contrario, quiero con el alma mis cátedras, me apasionan, nunca había visto tantas oportunidades pedagógicas y didácticas. Por mencionar sólo un caso; tenemos como metodología de clase, un grupo en Facebook, utilizamos en cada sesión el hashtag #digital1 en Twitter, y contamos con un banco de recursos, en el marcador social Delicious, que nos permite generar conocimiento y visibilidad en la web, mientras ocurre cada sesión de clases.

La mayoría de mis estudiantes, están motivados en nuestras sesiones, porque el mundo del que les hablo, tiene que ver con su mundo. Nos atrevemos a hacer ensayo error y por ahí llegamos a la ruta de las serendipias. Lo más fácil y lo digo con respeto, es renunciar a la cátedra, simplemente “dejarlo”, y seguir con el esquema de vida que usted considera seguirá infranqueable en el tiempo.

La clave está en potenciar las habilidades de los jóvenes, hacerlos parte de un sueño, creer en querer, y especialmente, entender que ninguno de los dos mundos desaparece, si es que hay dos mundos, o al menos las condiciones entre las generaciones que se formaron con el impreso; y aquellos que lo hacen con lo audiovisual, y las pantallas numerosas. Ambos hemos sido nativos de diferentes formatos, por qué decir con juicios de valor cuál es mejor o peor, ¿tenemos “autoridad” para decirlo?

Simplemente lo invito a que por un momento se “ponga en el lugar de los estudiantes” e intente siquiera, hacer la edición o animación de un video, coordinar las 25 ventanas con diversas actividades ante la pantalla, construir redes y generar soluciones prácticas contactando personas con Smartphones, generando así nuevas narrativas y formas comunicativas. Hoy los jóvenes, no todos por supuesto; tienen una gran capacidad de recursividad, pero si no entendemos sus códigos y nos quedamos con los nuestros, seguiremos tomando el camino fácil, es decir; “renunciar a nuestras cátedras”.

Sé que miles de profesores se sienten identificados con usted; de hecho, decidí hacer este post, por la cantidad de retweets y publicaciones en el muro de Facebook que recomendaban como tabla de salvación sus palabras.

Flashmob realizado con estudiantes de Comunicación y Periodismo de la CUL

Flashmob realizado con estudiantes de Comunicación y Periodismo de la CUL

Por eso, como profesional y colega, aunque no de tanto reconocimiento mediático tradicional como el suyo; le quiero decir que de mis clases he hecho laboratorio de innovación permanente; y que usted se está perdiendo de grandes descubrimientos, negando el saber de sus estudiantes y midiéndolos porque no saben escribir un párrafo, desde su esquema formativo. Haga el ejercicio de gestionar 5 redes sociales, de editar un video, de pensar en imágenes y crear productos comunicacionales, de hacer reportería online, y en ese momento, si así lo decide, sé, escribirá una carta muy diferente.

Es sencillo cuando se habla desde el desconocimiento, o más bien desde la falta de experiencia en el código de estos “nativos digitales”; por eso lo invito a que revise autores como Alejandro Piscitelli (UBA), Hugo Pardo Kuklinski (Stanford-Universitat de VIC), Cristóbal Cobo (Universidad de Oxford), Ken Robinson y su genial TED sobre creatividad y educación; quienes plantean precisamente el Posdigitalismo, el Edupunk y el Aprendizaje Invisible, que es quizás quitarnos un poquito de nuestro ego, y ser mediadores, motivadores y construir conjuntamente con nuestros estudiantes.

No lo conozco, conozco sus palabras, quizás no me lea, no hace falta, pero esta carta más que para usted; es para las personas que twittean su carta de renuncia con orgullo. Sólo quería dar otra visión.

“Series en Serio”, Wikiaprendizajes, Flashmob Somos Red, hashtag digital1, marcador social delicious, Lipdup: “Todos somos expertos en algo”, personaje próximo en la distancia, voces de la noche, sólo algunos de los resultados que hemos construido con los estudiantes desde la “MotivAcción” y la complementariedad de saberes.

Un respetuoso saludo…

PS: La comunicación digital, o como queramos llamarle, es transversal a todas las asignaturas, no es que porque yo sea docente de éstas áreas; sólo en ellas se pueda aplicar lo de laboratorio de innovación pedagógica que menciono.

Atentamente,

Luis David Tobón López

Docente apasionado por el trabajo de innovación pedagógica con estudiantes.

Twitter: @luisdavidtobon

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Mi carta al docente y periodista Camilo Jiménez, quien renunció por: “Los Nativos Digitales”. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario