Moldes de pensamiento

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el julio 27, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López.  Cuando encontramos respuestas que no están en el libreto académico o empresarial en los cuales estamos inmersos, y el descubrimiento combinado con el asombro se convierte en nuestra ruta; entendemos que la apertura hacia lo nuevo, nos trae gratificaciones y experiencias significativas.

Autómatas de lo estándar

Autómatas de lo estándar

Ir más allá de la zona de confort, así el confort luego sea la inestabilidad de cada nuevo descubrimiento, nos da luces para continuar un camino abierto a las posibilidades. Comparo la repetición de las acciones como los grises sin matices, y la variedad, como el color que nos permite el motor del descubrimiento.

Imponiendo los modos de ver:

Tan diversas son las miradas y tan generalizadas las “mono-miradas”. Hoy no iba a escribir sobre este tema, pero un gran amigo con quien comparto como suele ser en esta época memes ocurrentes, imágenes, textos o videos; me llegó la imagen que ilustra este post. Y eso me llevó a la constante pregunta que me hago sobre las comunidades académicas, los climas organizacionales, y las dinámicas de las institucionalidades que no generan SORPRESA ni APERTURA. Cuando algo no nos sorprende, somos lo estándar, cumplimos con la norma, pero no nos diferenciamos de los demás. Sin embargo cuando nos dejamos sorprender y sorprendemos llega lo diferente, aquello que forja un ESTILO.

Por eso los modos de ver, no se imponen, se contagian o nos sorprenden, pero no pretendamos que lo que nos gusta le tenga que gustar a otros. La libertad de elegir, las decisiones que tomamos, sólo están erradas si no se toman. Porque dejar fluir los nuevos descubrimientos, es ingresar a mundos posibles e imposibles, siendo nosotros los protagonistas.

Me llama la atención el experimento que alguna vez le oí mencionar a Sir Ken Robinson el autor inglés; refiriéndose a una investigación con niños y jóvenes proyectada en el tiempo, si mal no recuerdo. Cuando eran niños de entre 5 y 8 años les entregaron a las personas de éste experimento un clip y un borrador y encontraron siendo niños, 215 diferentes usos de éstas herramientas. Por ejemplo transformar la forma del clip en un anzuelo y así 214 ideas más.

Luego a  los mismos niños, con el paso de los años, justo cuando terminaban sus estudios de colegio y daban el paso para ingresar a la universidad, si mal no recuerdo; les hicieron el mismo ejercicio, de qué formas se podía utilizar el clip y el borrador y con dificultad encontraron 15 usos. ¿Casualidad? Por supuesto que no, luego de pasar por nuestros repetidos y estandarizados sistemas educativos, las opciones se redujeron, y en el obedecer, copiar el libreto y convertir pensamientos en moldes, ya habían perdido los jóvenes la inspiración para combinar de manera creativa sus ideas y darles formas de espiral, triangulares, en redes, o como quieran, a sus pensamientos. Terminaron en el cuadrito, como en la imagen de éste post. ¿Queremos moldes de pensamiento, o pensamientos moldeados por cada diversidad?

Nota aclaratoria: Si alguno de ustedes como lectores de éste post recuerdan el nombre del informe que cito, agradezco compartan aquí el enlace. No lo he podido encontrar. Y aunque en esencia quería contar el caso de las pocas ideas de los niños luego de pasar por el colegio, no estoy muy seguro que hayan sido los mismos niños. Pero la esencia y lo que recuerdo es claro: 215 usos distintos a un clip y a un borrador en el experimento con niños y 15 usos limitados en jóvenes. Es lo que aquí cobra importancia y por eso quise referenciarlo.

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Moldes de pensamiento. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario