Organizar se trata de desorganizar

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el mayo 28, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López.  Para una época de grandes cambios, es esencial aprender a desaprender y organizar desorganizando. Me parece bastante cierta la idea de “La adaptabilidad crea estabilidad”, puesto, que el llamado es a reconfigurar en las organizaciones las prácticas que dábamos como ciertas en ejercicios de planeación, gestión del conocimiento, innovación, entre otras.

desorganizar para organizarnos

desorganizar para organizarnos

“La revolución Industrial antes que nada y por encima de todo, fue una revolución en la inventiva”, esta idea que se lee en el libro Makers de Chris Anderson, si en la época actual la aplicamos, sigue igual de vigente, puesto que en la revolución que construimos, la inventiva, pero al final, la distribución y visibilidad de la inventiva, es la que ha permitido los grandes cambios que hoy nos asombran y nos dan ruta.

-      Aprender a desaprender: Lo que ayer creíamos cierto, o en lo que nos formamos en las carreras profesionales y posgrados, seguramente no tiene aplicación para lo que haremos en nuestro ejercicio laboral. La clave está en desaprender adaptándonos a nuevos contextos, que requieren de la inteligencia, la flexibilidad y las conexiones para aplicar, más que para repetir. Por eso aunque es muy válido tener un título universitario o de maestría o doctorado; no basta el cartón, sino la aplicación del conocimiento, qué hago con el conocimiento, es la esencia para una época maker. No basta simplemente con decir que sé, sino demostrarlo.

 -      Organizar desorganizando: La otra idea es que estábamos acostumbrados a planear hasta la última minucia de un nuevo proyecto. Hoy la organización tiene que ver con desorganizarnos, combinar conexiones que no creíamos, equivocarnos y aprender haciendo. Por tanto se trata de hacer en beta, hackeando (mejorando) nuestras prácticas en una red distribuida, que en apariencia pierde centralismos y quizás organización y poder, pero muy al contrario es justo en lo que concebíamos como “desorden”, lo que hace distinta esta revolución de las posibilidades creativas.

Por tanto el mensaje es sencillo, hoy las organizaciones, necesitan más del afuera para aplicar en el adentro, que quedarse mirando el adentro intentándolo controlar todo. El descontrol que hackea, que se abre a la innovación y que conecta; permite cumplir la idea de la que hablaba al principio: La adaptabilidad que estabiliza.

 

 

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Organizar se trata de desorganizar. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario