Regla de oro: Nunca te dediques a lo que no te gusta.

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el julio 26, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. Cuando haces algo que no te gusta, sin duda los segundos son eternos. Seguro todos hemos cometido el gran error de hacer cosas que no nos gustan y con esto no me refiero a olvidar la realidad en la que vivimos. Por ejemplo, si no nos gusta hacer una fila, seguro la tendremos que hacer, o presentar un informe detallado con más cifras que verdades; pero en lo esencial, en aquello que nos mueve y nos apasiona; incluso las tareas que no nos gustan, nos saben a gloria porque las valoramos y creemos en ellas.

Hay personas expertas en podrir corazones, regla de otro el antídoto

Hay personas expertas en podrir corazones, regla de otro el antídoto

Todo esto tiene que ver con las relaciones. Hay personas y valores con quienes conectamos muy bien, son referentes, nos inspiran y con quienes crecemos; en cambio hay otros personajes que nos dan náuseas, que tratan de minimizarnos, y que se sienten poderosos desde su abismal ignorancia.

Por eso, si usted se siente con inercias laborales, con que otras personas imponen sin argumentos y sin pasión lo que debe hacer; si hay sonrisas y miradas en las que poco se cree y se intuye la hipocresía, hay que salir de esos ambientes sin pensarlo. Debemos ser fieles a nuestras emociones e intuiciones y si ese es el caso, hay que dar un paso al costado y dejarlo, porque son situaciones que martillan en la cabeza, que no nos dejan ser; y que nos quitan energías para enfocarnos en lo que realmente es importante.

Personas que no valoren nuestro trabajo, empresas que tienen el ego muy alto y que se creen perfectas, personas que niegan un saludo o una sonrisa, que no miran a los ojos y que quieren imponer y ver problemas para cada solución; no valen la pena, es mejor hacer como las águilas, irse, volar muy alto lejos del cacareo de las gallinas y de nuevo enfocarse en seguir la intuición de nuestro norte, con sabiduría.

Así como tenemos personas maravillosas a nuestro alrededor, también hay otras que son indeseables. Y lo peor es cuando el dicho de las abuelas sí que tiene significado, aunque suene a frase cliché: “Una manzana podrida daña las sanas”; y hay personas especialistas en podrir corazones.

Por eso, reenfocarse, tomar una decisión individual para saber con quién tejer redes es la clave, siempre encontraremos decepciones; lo bueno y lo malo hace parte de la ruta.

Que la envidia y las malas energías de las personas que pretenden excluirnos, sean el motor para seguir creyendo en los sueños. ¡Siempre adelante, la individualidad conecta con el tejido olvidado, el que siempre ha estado,  o el nuevo retazo que comienza! No olvidar la regla de oro, es esencial para nunca cansarnos de seguir nuestras pasiones.

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Regla de oro: Nunca te dediques a lo que no te gusta.. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario