Sobre el A, B, C del no se puede

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el abril 26, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. Cuando escribimos un post, hacemos una presentación, o comunicamos nuestras ideas en “diferentes plataformas”; tanto en espacios físicos como de manera online; puesto que plataforma es una sala de reuniones o un software de gestión de trabajo colaborativo online, vienen los tips del cómo hacerlo o el cómo no hacerlo que recomiendan los “expertos”.

En la mezcla de ingredientes, la clave del sabor que delinea estilos.

En la mezcla de ingredientes, la clave del sabor que delinea estilos.

Y por supuesto encontramos diversidad de miradas ante la misma situación. Ejemplo: “En tus posts nunca debes contar tus experiencias, en tus posts no debes contar historias, tampoco debes decir que vas a poner las 7 claves para”… Y en consecuencia otro autor dirá: “En tus posts debes contar las experiencias, debes utilizar el Storytelling como recurso, porque el relato tiene poder, y no hagas muy vaga tú descripción, conviene que le des un orden, por ejemplo las 7 claves para”…

Y así, con diferentes palabras, imágenes y colores a manera de formatos para comunicar, decimos el “deber ser”, siempre pasando por la contradicción. Y aunque algunos dirán que depende de “quien lo dice”, aquí “la expertitis aguda” no es el foco de atención, puesto que tanto excelentes blogueros o personas con amplia experiencia en el campo de las comunicaciones digitales y afines, se contradicen en cada punto.

Un ejemplo sencillo, para ponerlo en otro plano; cuando un estudio científico dice que la zanahoria es buena para… y otro estudio científico nos dice que la zanahoria es mala para… ¡Ya lo sabemos! todo depende del enfoque, el contexto, la intención y el público al cual nos dirigimos; por eso generalizar con el A, B, C del “No hacer en” lo único que hace es confundir.

Desde mi punto de vista porque ni doy recetarios o tablas de verdad; considero que cada persona es un discurso, y tiene estilos que le vienen mejor para comunicar sus ideas con el mundo. Por eso tendremos a quienes prefieren utilizar un infográfico, el relato, material audiovisual, o cualquier formato. Simplemente están expresando y seguro tendrán público para una y otra manera de conectar.

Y no sólo con el formato sino con el estilo sucede lo mismo. Pensemos en las TED; tenemos todo un ecosistema para conectar con nuestras ideas, entre datos, experiencias, videos… Nos llega el discurso adecuado. Lo esencial es tener algo que contar, apasionarnos con ello sin duda, pero en un mundo con tantas posibilidades creativas, sesgar las formas, limitar con el A, B, C del no se puede, es precisamente matar las posibilidades.

A veces lo que pensamos que la gente entiende de lo que hacemos es totalmente lo contrario a lo que queremos comunicar. Así es que no nos pongamos en los planos de la interpretación de aquel a quien le llega el mensaje, cada concepto, cada mediación es un ecosistema de entendimiento. No voy a negar que el A, B, C, se necesitará para seguir procedimientos técnicos, o elementos a mezclar en el laboratorio. Pero precisamente en esos casos, si no mezclamos, si no probamos y nos quedamos sólo en los estándares; no ocurre la serendipia.

Así es que un post, una presentación, o cualquier intervención en la que queramos comunicar nuestras ideas, es un escenario para todas las mezclas posibles, y quedarnos en un A, B C, del se puede o no se puede, es quitar el asombro de la novedad y los aprendizajes.

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Sobre el A, B, C del no se puede. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario