Un ejemplo básico de gestión colaborativa

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el mayo 03, 2014 con No hay comentarios

100 cerebros piensan más que 1. Ya nos lo dijo hace algunos años Howard Rheingold en su libro Multitudes Inteligentes. Y no hace falta pensar en esta cita o en otras similares, para entender las posibilidades de conexión que hoy tenemos y así generar proyectos colaborativos con personas de cualquier rincón del planeta. Clay Shirky luego habló del excedente cognitivo, y cómo cuando nos organizamos podemos lograr lo imaginable y también lo inimaginable.

4000 recursos en 4 meses, ejemplo básico de gestión colaborativa

4000 recursos en 4 meses, ejemplo básico de gestión colaborativa

A veces esto del trabajo colaborativo, de tejer redes y potenciarlas y de hacer conjuntamente; se queda en la simple ilusión del “debería ser”. Sin embargo, cuando comprobamos la efectividad de la suma de conocimientos para lograr un objetivo simple o complejo, tenemos un nuevo mundo ante nosotros.

Las bien o mal llamadas Startups, han entendido este modelo de lo colaborativo que potencia las redes, sin embargo, en las grandes empresas que quieren reinventarse, todavía queda la pregunta sobre las jerarquías y suele limitarse el trabajo colaborativo y la gestión del conocimiento en manuales que idealizan las acciones, más que en hábitos que permitan a la organización ser más inteligente y potenciadora de los talentos humanos.

Quiero poner un básico ejemplo personal, de un ejercicio que hicimos con una herramienta tan sencilla como los marcadores sociales de Delicious. Hace ya algunos años antes que esta plataforma la comprara AVOS; me deslumbró, puesto que podía organizar, compartir y hacer curaduría de contenidos con otros usuarios construyendo “mi biblioteca de recursos digitales”. Durante 4 años y actualmente, sigo recopilando aquello que leo, veo, o escucho que son referentes del tema que me apasiona, en este caso los usos de valor y las posibilidades de la comunicación digital y de las redes sociales en escenarios participativos. TIC, Web 2.0 y otro par de etiquetas más servirían para resumirlo, aunque el panorama por supuesto es mucho más amplio.

Pues bien, durante cuatro años leyendo y gestionando de manera individual, tengo y va en aumento pero de a poco; 2700 enlaces en mi banco personal de recursos. Sin embargo, el año pasado decidí realizar un experimento en el que durante 4 meses en las universidades en las que dí cursos y clases tanto en pregrado como en posgrado, abrimos una cuenta común de Delicious a la que llamamos WIKAPRENDIZAJES. Otra de las variantes de una investigación que ya habíamos desarrollado con docentes argentinos en 2010. Pues bien, creamos una biblioteca colaborativa de marcadores sociales, un banco de recursos compartido bajo el “paraguas” de ciencia tecnología e innovación, que en 4 meses sumó 4000 mil enlaces. Es decir, el resultado es evidente, durante 4 años una sola persona interesada por temas de comunicación digital que tiene una dieta cognitiva de mínimo 7 artículos o referencias diarias seleccionando lo que mayor valor “subjetivo” tiene, logra en 4 años 2.700 recursos, mientras que en 4 meses, muchas personas haciendo gestión colaborativa organizada, filtran, generan valor y se tiene un banco de recursos de 4000 enlaces. ¿Cambia cierto? Cuando desde pequeñas acciones aplicamos la gestión colaborativa en redes sociales utilizando herramientas participativas, generamos valor, excedentes cognitivos o como queramos llamarlo. Lo cierto es que cuando nos  organizamos, pasando del discurso a la acción y distribuyéndonos roles, podemos lograr lo que queramos.

El ejemplo que pongo no será el mejor, y mucho menos el único, pero es del que puedo dar testimonio que ya se ha enfocado también en temas organizacionales, para que la inteligencia colaborativa sume.

¿Pasamos del manual a la acción en la actitud colaborativa en la organización?

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Un ejemplo básico de gestión colaborativa. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario