“Una marca que no marca, no es una marca”

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el abril 08, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. Hoy estuvimos en el coworking “arrocito en bajo” en el hotel 10 con amigos y colegas. Fue un gusto que Francisco Torreblanca nos hablara de neuromarketing y de su experiencia en Sinaia Maketing, empresa española que fundó hace 9 años.

En el coworking Arrocito en Bajo en el Hotel 10 de Medellín con Francisco Torreblanca

En el coworking Arrocito en Bajo en el Hotel 10 de Medellín con Francisco Torreblanca

Quisiera resumir esta experiencia colmada de conexiones en 4 valiosas ideas que nos compartió Francisco.

 1. Una marca que no marca no es una marca: Esa primera anotación nos lleva a la reflexión sobre la importancia de dejar huella. Porque si no recordamos un producto o servicio es porque la experiencia no pasó por nuestros sentidos desde lo significativo, no tenemos una conexión para recordarla y transitó inadvertida por nuestro cerebro.

 2.  ¿Todo está inventado? Francisco nos contó la historia de la creación de la vaca Sinaia como experiencia diferenciadora de recordación y relación con los clientes. Además es un personaje que hace parte del equipo de su empresa. A partir de esta idea, surgió una crítica a la afirmación facilista que muchas veces nos hacemos: ¡Todo está inventado! Precisamente la invitación es a decirnos que está TODO POR HACER. La imaginación no tiene límites, pero debemos trascender los linderos de la zona de confort.

3. Recordamos aquello que nos impacta: Hicimos un ejercicio interesante de conexión de detalles en momentos históricos que causaron un impacto general. El ejemplo concreto fue el atentado a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001. En una lluvia de recuerdos, sabíamos con precisión lo que estábamos haciendo o detalles de cómo estábamos vestidos en esa fecha. Todo por la alta implicación emocional con el acontecimiento.

 4. Los sentidos como aliados de la experiencia de compra: Entre varios ejemplos sobre este tema, me quedo la cadena Swisshôtel en Suiza que vincula la experiencia emocional olfativa, para que en cualquier hotel la sensación sea de “marca de territorio desde lo sensorial”. Nos sentimos en un mismo lugar así estemos en diferentes ciudades a países y todo por el olor característico en este juego de sentidos que propone la marca.

Más allá de la compra o la venta, del ejercicio de marketing que realizamos con los sentidos; me quedo con la magia que tiene nuestro cerebro desde la emocionalidad para encontrar conexiones, construir y crear más y más experiencias creativas. Ante las limitaciones la respuesta es más que clara ¡TODO POR HACER!

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre “Una marca que no marca, no es una marca”. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario