Ver las diferencias con los ojos de los niños

Escrito por Luis David Tobón López. Publicado en Artículos

Etiqueta: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicado el diciembre 07, 2014 con No hay comentarios

Por: Luis David Tobón López. “Veamos la diferencias con los ojos de los niños”, un gran mensaje que nos deja el video que veremos al final de éste post de la Fundación Noemi, puesto que cuando sesgamos la mirada con nuestros prejuicios, no permitimos que otras personas vean lo que nosotros no vemos y le pongan el mismo y a veces peligroso manto de nuestras creencias.

Las exclusiones de nuestras miradas

Las exclusiones de nuestras miradas

Esto sucede todo el tiempo en las organizaciones, en el día a día como ciudadanos, y ahora sí que han puesto nombres exóticos como “bullying” o “matoneo” como suelen nombrarle en instituciones educativas a las prácticas violentas de exclusión. Sin embargo, el problema de fondo tiene que ver con los prejuicios con los que vemos al otro, con su diferencia que sentimos amenazante o inaportante, y que finalmente si no entra en “nuestro código” de creencias, es diferente y debe ser excluido.

Volviendo al video que quiero mostrarles, que además lo compartió en redes un gran amigo, Lisandro Caravaca y que me generó ésta reflexión; debemos preguntarnos a cuántas personas estamos excluyendo en el día a día y no sólo ese es el problema, sino aquellas personas que desde nuestra mirada condicionamos para que otros excluyan.

Excluimos de mil maneras, no sólo con el tema específico que nos ofrece el video, aunque también lo hacemos de ese modo. Excluimos por la estatura, por la ropa, por las palabras, por la marca del carro, por el lugar donde vive, por la nacionalidad y así nos quedaríamos en un infinito de “por los y las” que excluimos.

Las relaciones se gestionan con inteligencia y amor. Así suene muy “cliché” ésta última palabra y seguro me genere una variable más de exclusión en algunos lectores. Pero no podemos desconocer que es la clave de toda organización humana. Si no ponemos el foco en las relaciones, nuestro día a día laboral será toda una pesadilla.

Quienes no entran en nuestro código son fácilmente excluidos, en cambio aquellos que comparten las ideas de éxito, de estatus, de intelectualidad  entre otras, son una extensión nuestra con la que siempre hablaremos de lo mismo y por ende, “haremos más de lo mismo”.

La apertura a la diversidad, la invitación a la enseñanza de los niños es simplemente no condicionar la mirada, no juzgar de antemano y permitirnos ser más y mejores seres humanos, es el camino o los caminos, nosotros definimos las nomenclaturas de la armonía. La exclusión que habita en nuestra mirada, es un cáncer social que sólo genera violencias.

¡Aquí el video para la reflexión del que les hablaba, que más allá del importante tema que refiere, nos permite extrapolarlo también a otros ámbitos!

Comparte en la Red

Acerca de Luis David Tobón López

Navegar por los artículos archivados de Luis David Tobón López

No Hay Comentarios

Actualmente no hay comentarios sobre Ver las diferencias con los ojos de los niños. Tal vez le gustaría Agregar uno de los tuyos?

Deja tu comentario